Scroll to Top

Los Yankees se debaten entre ser compradores… o vendedores

By admin / Published on Tuesday, 19 Jul 2016 19:31 PM / No Comments

Los New York Yankees, los adorables vecinos de la parte norte de la ciudad de Nueva York, se encuentran ante una encrucijada que, no nos vayamos a engañar, no es que haya estado en su ADN en los últimos tiempos. Acostumbrados a proclamarse (y a ejercer) como equipo ganador, los del Bronx siempre se han caracterizado por ser uno de los equipos que más activos se han mostrado en el mercado de traspasos veraniego, reforzando un excelente plantel para cumplir con las siempre exigentes expectativas que han rodeado a la familia Steinbrenner, es decir, nada que no sea un título de las Series Mundiales, de los que han conseguido a menudo y en buen número, es considerado un fracaso.

Sin embargo, aquí nos encontramos en el inicio de la segunda mitad de la temporada y el panorama para los Yankees no es que se haya aclarado, sino que permanece tan confuso como viene siendo habitual en un irregular 2016 que tan pronto ve al club encadenar una buena racha que les acerca a la respetabilidad, como acumulan una racha de derrotas que les devuelve a la casilla de salida.

Tal como escribí hace tiempo, consideraba que los New York Yankees harían bien en despedirse de 2016, plegar velas y empezar a retocar una plantilla que se había hecho muy veterana y con numerosos jugadores que estaban percibiendo un salario muy por encima de su actual nivel de prestaciones.

Con esto no se quiere decir que los Yankees sean un mal equipo. No lo son, pero quizás no son tan buenos como para mejorar significativamente ese récord de 45-46, a 8.5 partidos de unos Baltimore Orioles líderes de su división y a 5.5 encuentros de la segunda plaza de Wild Card, que sería el escenario más factible, siempre que se superaran a los cinco equipos que les preceden.

Tal como se oye desde Estados Unidos, hay dos posturas totalmente enfrentadas a la hora de decidir qué camino seguir. Por un lado se encuentra Brian Cashman, el GM del club, proclive a traspasar a sus mejores activos para repoblar la cantera y esperar tiempos mejores que llegarían a partir de 2018. Esto es demasiado para la otra cara de la moneda, que son una de las ramas de la bicefalia que tienen en propiedad a los Yankees, Hal Steinbrenner y el Presidente del club, Randy Levine, que creen que siguen siendo competitivos y con opciones de jugar en playoffs.

La fecha clave sigue siendo la misma que hace tiempo, esto es, el 1 de agosto. Será el fin del mercado de traspasos veraniego y que podría permitir a los Yankees acumular talentos que podrían (o no) devolver un alto nivel competitivo a la franquicia. Y es que el equipo se devana los sesos para ver lo que hace, aunque para ello siempre está el socorrido calendario que colocará a cada uno en su sitio y, en este caso, a los Yankees.

Después de perder la serie en casa frente a los Red Sox, y eso que se obtuvo el triunfo en el último encuentro que fue calificado como “victoria obligada” por parte de su técnico Joe Girardi, el panorama puede aclararse… y hacerlo a toda velocidad.

Siempre en el Yankee Stadium, los chicos del Bronx tendrán cuatro encuentros contra los Orioles (53-37), tres contra los San Francisco Giants (57-36) y otros tres contra los Houston Astros (50-42) antes de terminar el mes contra los decepcionantes Tampa Bay Rays, también en otros tres encuentros.

En resumen, se trata de enfrentamientos directos contra rivales que les preceden en la clasificación o que se postulan como claros aspirantes a jugar en octubre. Además, la dificultad del calendario más allá de estos duelos para la segunda mitad es la segunda más complicada. Vamos, que la cosa no mejora.

Por ello, mientras el club afirma por activa y por pasiva que siguen sin considerarse vendedores, que también es una táctica para obtener una mejor recompensa en jugadores, están peinando de arriba abajo la organización de los Washington Nationals, Chicago Cubs, Cleveland Indians, Toronto Blue Jays y cualquier otro club que quiera hacerse con los servicios de Andrew Miller, Aroldis Chapman, Carlos Beltrán o cualquier jugador que pueda ser de su interés.

Y no nos engañemos, algunos de estos jugadores puede ser la pieza final en el puzzle que podría hacer falta para que un equipo poderoso lo sea aún más.

En definitiva, no parece que vayamos a tardar mucho tiempo en averiguar lo que va a ocurrir con los New York Yankees y es que el tiempo coloca a cada uno en su sitio, siempre que no nos neguemos a aceptar la realidad y nos demos cuenta que no vamos a ninguna parte, si esa es la dirección a la que navegamos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *